viernes, 24 de julio de 2015

Deporte e Inversiones.






Hace un tiempo que no publico, lo que no significa que no esté pasando por aquí y vea que cada vez sois más los que me leéis, y tampoco que me haya apartado. Quizás es ahora cuando estoy más comprometido que nunca, el error, y así me lo habéis comunicado ya varios, es no haber ido comentado los progresos.

Hace unos pocos días en una sesión individual una cliente me dijo que le gustaría hablar sobre inversiones. En ese momento me pilló totalmente de imprevisto, no había imaginado antes que nuestras sesiones llegarían a ese punto, pero me gustó que saliera de ella. Hablamos de las inversiones desde un nivel muy básico, acordamos unos deberes para las vacaciones y me dejó pensando en el asunto.

Cada uno de nosotros entendemos el mundo de la inversión de una manera distinta. Para algunos se trata de "apostar" por los mercados (acciones, fondos de inversión, etc.), otros de comprar participaciones en pequeñas empresas o intentar desarrollarlas, los más valientes se plantean montar un negocio, muchos buscan rentabilidad para sus ahorros y otros tantos se deciden por ladrillo.

Tratar el mundo de las inversiones es tan complejo como querer resumir un campo como el del deporte. De hecho, le encuentro mucha similitud: ambos son sanos para el cuerpo y la mente, tienen muy diversas posibilidades y cada persona se siente más interesado por unos u otros según los gustos y la preparación o formación que se tenga.
Si pienso que es sano, es porque pienso también que es necesario. Aunque solo nos queramos plantear sacarle algo de rentabilidad a nuestro Fondo de Emergencia, ya estamos hablando de invertir nuestro dinero. Este podría ser un primer paso, desarrollar y dotar esa "caja para imprevistos".

Dicho todo esto, solo me queda compartir con vosotr@s, que uno de los motivos de mi ausencia en el Blog es precisamente porque en lo que estoy más centrado ahora mismo es en una importante inversión que, si todo sale según lo previsto, la semana que viene estará cerrándose. Así que os la compartiré por aquí en cuanto salga del horno.

Aprovecho para haceros saber que están previstos el comienzo de nuevos cursos y talleres a partir de septiembre, que las sesiones individuales se siguen haciendo y que pronto os hablaré de esa inversión. No esperéis gran cosa, aunque seguro que nos ayudará como ejemplo muy gráfico para nuestra formación en Finanzas Personales.

Espero que la vida os siga tratando bien y que las vacaciones de verano nos sirvan para descansar, desconectar y reponer fuerzas.

Hasta pronto.

Javier.